LOS FOROS MUSTANG Y HOBBYSMO
ESTE ES UN FORO DE EXPRESIÓN EXCLUSIVO PARA NUESTROS USUARI@S ACTIV@S.
Después de registrarte, escribe tu PRESENTACIÓN en el subforo NUEV@S COMPAÑER@S y tu Firma en tu perfil.
Con tus comentarios, sanas discusiones y Nuevos Temas nos das vida.
Si tu cuenta es de Hotmail o Yahoo, probablemente te llegará una Circular Automática y se encuentre en tu "Carpeta de Correo No Deseado".
No olvides escribir tu Nombre de Usuari@ y Clave de Acceso en un cuaderno o libreta por si los olvidas.

El Bulling Comienza en Casa

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Bulling Comienza en Casa

Mensaje por Baruj el Dom 15 Mayo 2011, 18:39

Hola compañeros de Mustang Foro, gusto en saludarles.

Si, claro, el Bulling comienza en nuestra propia casa, ¿los sabían o pretendían no saberlo?

Tal vez llegaron a conocer a ese indefenso alumno, cachorro que, en el recreo se escondía en los rincones del patio para que no lo encontraran los compañeros mayores y le golpearan y robaran su dinero para el almuerzo, buscando pasar desapercibido día a día con esa terrible angustia de ser sorprendido y por si esto fuera poco, algún maestro le ha descubierto y a su vez, le ha recriminado por su comportamiento tal vez cobarde. En nuestro tiempo al Bulling no se le llamaba de esta forma agringada, sino que " te agarraban de puerquito" o "de pen......tonto". Este tipo de violencia no nacía en la escuela sino de las casas de quienes practicaron este tipo de violencia imitando lo aprendido en ellas creándose una cadena de violencia escolar. Lo mismo pudiera suceder en los trabajos, cualesquiera que estos sean. Lo hemos llegado a ver hasta en las guardias institucionales. Así, los padres agresivos, engendran hijos violentos.

El Consejo ciudadano de Seguridad Pública y Justicia, indica que el 82% de las denuncias por agresiones en escuelas (o bulling) y creemos que solo son entre alumnos de las escuelas, en realidad la generan los padres de familia, solo el 6% de dicha violencia física y psicológica ocurre entre estudiantes.
De nada o poco sirve compartir este tipo de violencia en las escuelas si no la retiramos completamente en cada una de nuestras casas y poderlas convertir en hogares. Desafortunadamente 7 de cada 10 niños escolandos padecen este tipo de agresividad, posteriormente la proyectan en la secundaria pero escasamente el 3% o menos, se atreven a denunciarlo.

Cada 48 Hs, se recibe una denuncia por este tipo de agresiones, aunque muchas más son solapadas por temor a las represalias, sobre todo, de parte de los maestros y empleados de las escuelas. Esto se ha convertido en un grave problema de salud física y mental que ha despertado alarma en diversas instituciones o organizaciones gubernamentales y privadas, sobre todo en el D. F. y el Estado de México donde se ha registrado el mayor número de casos de agresiones físicas y verbales.

Se han reportado al rededor de 190 suicidios motivados por este tipo de violencia, no obstante en 2009 solo fueron reportados 4 casos. El Consejo Ciudadano ha recibido llamadas de escuelas ubicadas en 73 colonias del área metropolitana.

La situación más preocupante es comprobar que en un lapso de seis meses, ocho de cada 10 agresiones tuvieron su origen en el hogar y las ocasionaron precisamente los padres de familia y no en las escuelas. La agresividad que proporcionan los padres hacia sus hijos, la proyectan posteriormente los hijos en las escuelas, descargando así su furia sobre sus compañeros más débiles. Esto se hace más notorio porque no queda en la privacidad del hogar sino de forma por demás visible a todas luces en las escuelas. Es por ello que se debe atacar este fenómeno precisamente en los hogares de cada alumno que practica este tipo de agresiones sobre sus compañeros.

Los juguetes bélicos, videojuegos de combate, series televisivas en donde existe cualquier tipo de agresividad, la lucha libre, dizque deporte de masas, el box y hasta los noticieros que, prefieren emitir notas amarillas y politiquerías baratas y chismes de artistas sobre violencias entre ellos y sus familiares, son generadoras de violencia familiar y posteriormente escolar. Las reprimendas, golpes y maltrato verbal, como los insultos, burlas y amenazas que imparten los padres a sus hijos, generan que ellos a su vez, imiten estas posturas sobre sus demás compañeros de escuela. Los padres descargan su impotencia, de desfogan y liberan la frustración que les aqueja al no poder corregir a través del ejemplo, el diálogo y la convivencia. El mal comportamiento de los hijos, al ser reprimidos y castigados, descargan su ira en terceros, achacándoles el ser gordos, flacos, estudiosos, lentos, que usen anteojos, orejones, etc. burlándose de ellos, insultándoles, amenazándoles y golpeándoles de la misma forma en que fueron maltratados por sus padres o tutores. Los hijos aprenden lo que ven y escuchan.

Si nos diéramos tiempo para platicar y escucharles, compartir experiencias y buscar juntos las soluciones a los problemas, reflexionando o haciéndoles reflexionar sobre las consecuencias que acarrea el comportamiento violento entre familiares, amigos, compañeros de escuela y hasta entre desconocidos, tal vez, sería diferente el trato que se tendría en las escuelas y trabajos.

Es indispensable ser inteligentes sobre la violencia y tomar decisiones con los hijos y no sobre ellos, hay que hacerlos incluyentes en las decisiones familiares y fomentar el respeto y el amor con el ejemplo y no mediante el temor y las amenazas. Esto tendrá como resultado unos hijos felices y un verdadero hogar, pero sobre todo, mejores alumnos y ciudadanos útiles a su patra.

Gracias.
avatar
Baruj
Usuari@ Master
Usuari@ Master


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.