LOS FOROS MUSTANG Y HOBBYSMO
ESTE ES UN FORO DE EXPRESIÓN EXCLUSIVO PARA NUESTROS USUARI@S ACTIV@S.
Después de registrarte, escribe tu PRESENTACIÓN en el subforo NUEV@S COMPAÑER@S y tu Firma en tu perfil.
Con tus comentarios, sanas discusiones y Nuevos Temas nos das vida.
Si tu cuenta es de Hotmail o Yahoo, probablemente te llegará una Circular Automática y se encuentre en tu "Carpeta de Correo No Deseado".
No olvides escribir tu Nombre de Usuari@ y Clave de Acceso en un cuaderno o libreta por si los olvidas.

Y tú . . .¿Cómo ahorras agua?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Y tú . . .¿Cómo ahorras agua?

Mensaje por Baruj el Jue 27 Ago 2015, 14:36

Hola compañeros de foro.

Y tú . . . ¿Cómo ahorras agua?

El motivo de la pregunta es debido a que en estas fechas debemos ser más responsables con nuestros consumos del vital líquido. Hay personas inconscientes que abusan de la existencia y disponibilidad del agua y la derrochan como si hubiera tanta.

¿Sabías que sólo el 2,8 % del agua de nuestro planeta es dulce y tan sólo el 0,01 % se encuentra en lagos y ríos?

Muchos lavan sus automóviles y camionetas a manguerazo libre siendo un crimen hacer esto, en varios Estados de nuestro país, está prohibido y penado.

Otros, en vacaciones de Semana Santa durante el Sábado de Gloria celebran bañando a cubetadas a otras personas, inclusive a quienes ni siquiera conocen provocando problemas, broncas y hasta muertes.

Muchos más, desperdician el agua de los inodoros, dejando en sus hogares aquellos aparatos antiguos que contienen tanques de 20 litros o más. Por si fuera poco, por un papelito que tiren, mueven la palanca de desagüe para que se vaya el dichoso papelito.

Y ni qué decir sobre aquellas personas que lavan los trastes dejando el chorro de agua aun estando enjabonando cada traste de forma individual. Es muchísima agua desperdiciada.

Y así nos podemos estar todo el día, dando ejemplos de cómo la gente desperdicia el agua.

Lo importante es ahorrar agua, ser más responsables y dedicarnos a hacer cosas que nos enaltezcan como seres humanos, sabiendo nosotros mismos que está bien y qué está mal hecho y haciendo únicamente lo debido.

¿Acaso tu sabes cómo ahorrar mucha agua?  
Es fácil, lo único que se requiere es un poquito del sentido menos usado . . . El sentido común.

Ahora te vamos a dejar una lista de varias técnicas que puedes emplear para ahorrar muchos litros de agua por día. Anima a tu sistema escolar y gobierno local para que ayuden a desarrollar y promover comportamientos que ahorren agua entre niños y adultos. Si compartes estos consejos con tus hijos, tu empleada doméstica, el jardinero, vecinos, amigos y otras personas cercanas, tu aportación será más significativa. Empecemos: 

 Ajusta la llave de agua o grifo el cual siempre está goteando y cambia su empaque, habrás ahorrado 500 litros de agua a la semana. El costo será de 5 pesos o menos que eso. Procura tener en tu taller casero una buena dotación de diversos empaques para remplazar con cierta frecuencia.

Compra y mantén en un lugar del cual te acuerdes que existen, una cantidad generosa de empaques para manguera, son más grandes que casi todos los demás. De la misma forma, procura tener los empaques necesarios que usan los inodoros de tu hogar. Sin embargo, el ahorro del agua va más allá de reparar las fugas.

Opta por el lavado ecológico para tu vehículo, que se puede realizar con productos que ofrece el mercado para limpiar y brillar el carro, sin usar una gota de agua. Tú puedes prescindir de la manguera y usar una cubeta con agua. No seas hue....flojo.

El agua que cae en las azoteas cuando llueve y desciende por una tubería, se puede captar en un tambo de 200 litros. Si captas esta agua pluvial, y le fabricas un filtro con hule espuma, con piedras y arena o como tu creas, inclusive la tela de mosquitero sirve. El agua que saques de ahí mediante una llave instalada casi en el fondo, te servirá para lavar el patio o para las plantas, la banqueta de la calle y hasta las paredes exteriores. Es agua que a muy poca gente se le ha ocurrido captar y utilizar. En pueblos y rancherías, esa agua la captan en cisternas y con pichanchas flotantes y filtros adecuados, la utilizan hasta para bañarse, pero no es buena para beber, a menos que sea filtrada y tratada mediante técnicas especiales.

Asegúrate de saber dónde está la llave maestra del agua. Esto podría ahorrarte muchos litros de agua y daños a tu casa si se revienta una tubería.

No olvides monitorear el consumo de agua en tus recibos de pago para identificar cualquier consumo alto. Esta pudiera ser una buena manera de descubrir fugas.

Tampoco dudes en reportar tuberías rotas y cualquier otro tipo de fuga en vía pública a las oficinas de Agua y Drenaje de tu ciudad o localidad. 

En la cocina y cuarto de lavado
Cuando laves los platos a mano, no dejes el agua corriendo mientras los enjuagas. Llena un fregadero con agua jabonosa y el otro con agua para enjuagar.
Al lavar los trastes, hazlo de una vez con todos y no de poco a poco. Si los lavas todos de una vez, ahorrarás más agua de la que consideras.
Enciende el lavaplatos únicamente cuando esté lleno y así podrás ahorrar 1200 litros de agua al mes
Usa tu lavavajillas o la lavadora sólo cuando estén llenos. Puedes ahorrar hasta cuatro mil litros al mes. 
Enjabona todos los trastes y, hasta después, enjuágalos todos juntos. 
Pon a remojar tus ollas y sartenes en lugar de dejar el agua corriendo mientras las raspas para limpiarlas.
El agua del grifo es potable pero, para no perder una sola gota, no llenes tu vaso directamente del grifo, mejor llena una jarra de agua y de ahí a tu vaso para beber.
Lava las frutas y verduras en un recipiente con agua en vez de dejar correr el agua de la llave o del grifo hacia el drenaje.
Recolecta el agua que usas para lavar frutas y verduras y reutilízala para regar tus plantas. 
Usa el triturador de desperdicios con moderación. Haz abono orgánico con los desperdicios y ahorrarás muchos litros de agua en cada ocasión.
Manten una jarra de agua en el refrigerador en lugar de dejar correr el grifo para sacar agua fría para bebidas, de manera que seas tu quien se tome hasta la última gota, y no se pierda por el drenaje.
Designa un vaso para tomar agua durante todo el día o rellena una botella de agua. Esto reducirá el numero de vasos a lavar cada día. 
Si preparas un thé, pon en la olla solo la cantidad de agua que necesitas.
No dejes correr el agua para descongelar comida. Descongela dejando la comida en el refrigerador en la parte más baja y desde un día antes. Después, podrás cocinar tus alimentos directamente sin necesidad de descongelar súbitamente. Tus alimentos se cocinarán más rápidamente mediante esta técnica.
Cocina la comida en la menor cantidad de agua posible. Esto también te ayuda a retener los nutrientes alimenticios.
Asegúrate de que funcione bien el sistema de agua caliente en tu cocina y cuarto de lavado para no tener que dejar correr el agua por un tiempo.
Ajusta el nivel del agua en la lavadora al tamaño de la carga de ropa. Si metes poca ropa, que no es lo más recomendable, programa un nivel bajo de agua Y si es mucha la carga de ropa, programa un nivel más alto. Lo ideal es que laves más ropa en una sola ocasión que, poca ropa en muchas ocasiones. 
No tienes que lavar tu ropa siempre con agua caliente. Si lavas tu ropa oscura con agua fría puedes ahorrar agua y mantener el color de tu ropa
No dejes correr el agua mientras enjuagas tu ropa. Mejor llena una cubeta de agua y deposita allí las prendas. 
Durante los enjuagues, cuando desaguas la lavadora, puedes poner una tina o mejor aún, un bote grande o aún mejor todavía, un tanque de 200 litros a un lado de tu preciosa y cara lavadora de ropa. Coloca ahí la manguera de desagüe y toda esa agua la podrás utilizar para lavar pisos, par el excusado y otras aplicaciones más sin tener que tirarla a la cañería. Si, es menester gastar un poco en una tina, un poco más en un bote grande y algo más en un tanque de 200 litros, pero el beneficio ecológico es mucho.
Antes de comprar una lavadora nueva, compara la cantidad de agua que ahorrarás con cada modelo. Recuerda que, si eliges bien, también ahorrarás energía. Considera instalar aparatos electrodomésticos nuevos. Son más eficientes en el gasto de agua y energía que los modelos más viejos. Una lavadora de ropa nueva puede ahorrar hasta 80 litros por carga.

En el baño
 Si tu regadera es capaz de llenar 4 o más litros de agua en menos de 20 segundos, reemplázala por un modelo más eficiente. Puedes ahorrar hasta 14,200 litros de agua al mes. AMANDA, es una marca de regaderas que son economizadoras, pero existen muchas otras marcas.
Si acortas un minuto o dos el tiempo que tomas para bañarte, ahorrarás hasta 600 litros de agua al mes.  Toma tu ducha en menos de 5 minutos. Esto te ahorrará hasta 4000 litros de agua al mes.
Forra con aislante térmico las tuberías de agua caliente para que no tengas que dejar correr tanta agua cuando abras la llave del agua caliente.
Prepara para el invierno las llaves o grifos del exterior cuando las temperaturas bajen a -20° C, para prevenir que las tuberías de agua se revienten o congelen.
Al lavarte los dientes, no dejes abierta la llave del agua, esta se derrama inutilmente, mejor llévate un vasito y vacíale agua, cuando necesites enjuagarte, usa el vaso, verás que con esta simple técnica, ahorrarás mucha agua. Siempre te han dicho que cierre la llave o el grifo del agua al lavarte los dientes pero ¿Sabías que puedes ahorrar hasta 100 litros de agua si lo haces?
Baña a tus hijos pequeños al mismo tiempo. Además, será más divertido. 
Al bañarte, antes de que salga el agua caliente, sale agua fría. ¿Qué haces con ella? La mayoría de la gente la deja tirar sin ningún compromiso ni dolor. pero esa agua es vital y se va a la cañería. Si pones una cubeta debajo de la regadera o si metes tu regadera de tipo teléfono dentro de la cubeta hasta que consideres que empieza a salir agua caliente, esa agua la puedes emplear para excusado o para lavar algo más, las paredes, lavar el piso, alimentar las plantas, etc. Entonces, en caso de que necesites dejar la llave, el grifo o la regadera abiertos para tener agua caliente, coloca un recipiente o una cubeta para juntarla y después reutilizarla en el inodoro, para lavar pisos o para regar plantas.
En lugar de tirar pañuelos desechables de papel en el inodoro, arrójalos al bote de basura. 
Cierra la regadera mientras lavas tu cabello para ahorrar hasta 600 litros de agua al mes.
Si te bañas en tina,  ponle el tapón a la tina antes de abrir el agua, y luego ajusta la temperatura medida que se va llenando, llénela solo hasta la mitad y ahorra de 60 litros en cada ocasión.
Cierra la llave o el grifo del lavabo mientras te estés afeitando y ahorrarás hasta 1200 litros de agua al mes. 
Para ahorrar tiempo y dinero puedes lavar tu cara y tus dientes mientras te estés bañando.
Instala nuevos inodoros con modelos más eficientes.
Si tu inodoro fue instalado antes de 1980, ponle una botella llena de agua en el tanque para reducir la cantidad de agua que tira de la palanca. Asegúrate que estos dispositivos no interfieran con las piezas móviles.
Pon colorante de alimentos en el tanque de agua del inodoro. Si esta se filtra a la taza, tiene un salidero. Estos son fáciles de arreglar y puedes ahorrar más de 28,000 litros de agua al año.
Si en tu hogar tienes instalados excusados que tienen tanques de 20 litros o más, si no tienes forma de gastar, coloca bolsas de plástico conteniendo agua, de tal forma que no obstruyan el mecanismo de flotación ni de liberación de agua hacia abajo. Eso reducirá la cantidad de agua derramada a la cañería.
Pero si tienes oportunidad, adquiere un nuevo inodoro, excusado, trono, etc. como le gustes llamar, pero hay que tener cuidado que la presión liberada sea mayor de 400 gramos. 
¿Porqué? pues simple. mientras más presión tenga el flujo de agua hacia el drenaje, mejor desalojará los desechos. Un inodoro que libera una presión por gravedad de solo 350 gramos, fácilmente se tapará con los desechos sólidos. Entonces, más que el diseño del inodoro, es muy importante que la presión de desagüe, sea mayor de 400 gramos. Idealmente los que tienen 500 gramos. Los hay con asientos ovalados y cortos así como con asientos largos, suelen ser los más cómodos. Hay modernos inodoros que tienen dos formas de desaguar: oprimiendo un botón desagua 3 litros y oprimiendo el otro desagua 6 litros. A veces tienen números 1 y 2. O girando la palanca hacia un lado, desagua 3 litros y hacia el otro lado desagua 6 litros.
También existen diseños que son de una sola pieza, tanto el tanque como el asiento y la trampa, son muy bonitos, pero no muy prácticos que digamos. Los inodoros más chaparritos, son los que menos presión tienen al desaguar porque físicamente ese diseño no les ayuda mucho. Tendrás problemas de trampas tapadas debiendo mantener siempre una bomba de succión para liberar la trampa, pero además, será una solución poco práctica ya que con frecuencia deberás hacer uso de la bomba.
Aunque no viene al caso totalmente, los asientos más elegantes son los que tienen descenso lento, cuasi hidráulico. Lo único que tienen son un par de tornillos que ejercen presión sobre su eje, están lubricados con grasa y eso provoca que el descenso sea lento. Es una solución bastante práctica par que no se rompan las tapas. En múltiples ocasiones, al pretender bajar el asiento hay que agacharse y no se diga la tapa. Entonces, un asiento y tapa que descienden lentamente, terminan siendo una forma económica de no cambiar a cada rato los asientos pues, muchas veces al soltarlos y caer sobre el inodoro, terminan rompiéndose. ¿Te ha pasado? a mi al menos en dos ocasiones.
Instala cubiertas sobre las piscinas y “spas” y verifica las fugas de agua alrededor de las bombas.

En el jardín
Compra un pluviómetro (“rain gauge”) para saber cuánta lluvia o agua de riego recibe tu jardín. Llama a la agencia local de abastecimiento de agua par a saber cuánta lluvia se necesita para saltarse un ciclo de irrigación.
Usa un desarmador para probar la temperatura del suelo. Si entra fácilmente, no riegues el jardín. El riego adecuado del césped puede ahorrar miles de litros de agua al año.
Riega tu jardín por la noche o al atardecer, pues las temperaturas más frescas evitan la evaporación del agua. 
Escoge plantas autóctonas para tu jardín y tiestos, consumen menos agua y dan mucho menos trabajo que las plantas exóticas, además atraen a mariposas y no exigen el uso de productos químicos para su mantenimiento.
Usa escoba en vez de la manguera para limpiar tu banqueta y cochera. Si es necesario usar la manguera, usa una manguera con boquilla.
Si el agua escurre demasiado después de regar el pasto, riega tu jardín en periodos más cortos para una mejor absorción en la tierra. 
Ajusta la cortadora de césped a una altura mayor. Las hojas más largas de grama dan sombra a los sistemas y conservan la humedad del suelo mejor que un césped más corto.
Usa rociadores de agua para áreas grandes de pasto. Utiliza pequeños parches para evitar fugas en estos rociadores. 
Si cuentas con un control de irrigación del agua, instala un sensor de lluvia para que el sistema no se active cuando esté lloviendo o evita regar el jardín en época de lluvias.
Escoje arbustos y plantas que cubran el terreno, en lugar de césped, para las áreas difíciles de regar, como pendientes inclinadas y secciones aisladas.
Escoje un sistema de riego por goteo, que usa el agua muy eficientemente, para regar árboles, arbustos y flores. El riego en las raíces es muy efectivo, pero cuídate de no regar en exceso.
Reduce la cantidad de pasto en tu jardín plantando arbustos u otro tipo de árboles de follaje. 
No riegues tu jardín en días en que haya viento, ya que la mayor parte del agua se dispersará o evaporará. 
Riega tus plantas de manera que el agua llegue más profundo, aunque las riegues menos frecuentemente. De esta manera crecerán más las raíces y resistirán más tiempo. 
Agrupa las plantas que tengan las mismas necesidades de cantidad de agua para evitar regar de más o de menos otras. 
Dispón de una capa de material orgánico en la superficie de la tierra de tus plantas para minimizar el crecimiento de hierba que crezca para competir por agua. 
Las fuentes de sistema de “cascada” gastan menos agua que cualquier otro tipo. 
Aprende a desactivar tu sistema de riego automático para casos en que no esté funcionando, en que encuentres una fuga o en que llueva de forma inesperada. 
Marca el nivel del agua de tu alberca o piscina y, después de 24 horas, revisa la marca para ver si tienes una fuga importante. 
Si no puedes regar tu jardín con frecuencia, examina la tierra. Con una pequeña pala para jardín excava un poco y, si la tierra está seca a seis centímetros de la superficie, es tiempo de regar. 
Asegúrate de que tus piscinas o fuentes cuenten con un sistema de bombas que hagan circular el agua. 
Si es posible, lava tu vehículo sobre el pasto, de esta manera estarás regándolo al mismo tiempo. 
Utiliza irrigadores de agua que dejen salir el agua en grandes gotas, pues las gotas más pequeñas suelen evaporarse antes de llegar al suelo. 
Trata de no instalar adornos y fuentes que dispersan el agua en el aire. Las fuentes de agua en forma de cascada o chorrito evaporan menos agua.
Baña a tus mascotas durante los días soleados en el jardín cuando necesite ser regado.
Cuando limpies tu tanque de peces, usa el agua drenada para regar las plantas. Esa agua es rica en nitrógeno y fósforo, que le proporcionan un fertilizante gratis y eficaz a tu pecera.

Deseamos que este tema sea de tu agrado y utilidad.
También esperamos tu amable comentario.
avatar
Baruj
Usuari@ Master
Usuari@ Master


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.