Si el aceite arde en llamas, utiliza bicarbonato para apagarlo de forma segura, nunca añadas agua.